Nos pasamos todo el año pensando en las vacaciones de verano y ahora… han llegado a su fin. Toca volver a la ‘dura realidad’ con la vuelta al cole, el regreso al trabajo y a la rutina diaria.

La vuelta después del verano puede ser complicada, sobre todo para aquellas personas que han disfrutado de unas largas vacaciones. Desconectar de la rutina diaria es muy positivo, pero tiene sus consecuencias cuando se acaban los días de libertad. De hecho, este estado, casi depresivo, en el que el estrés y ansiedad se apoderan de nosotros es algo bastante común. Ocurre en los niños, con la vuelta al cole, y en los adultos que deben retomar sus obligaciones en septiembre. Muchas personas sufren lo que se conoce como depresión postvacacional, pero ¿sabes en qué consiste y cómo superarla? Hoy en Sercotel Hotels te damos una serie de consejos para combatirla:

Remedios y trucos para combatir la depresión postvacacional

superar depresion postvacacional

  • ¿Qué es la depresión postvacacional?: el síndrome o depresión postvacacional es un estado de ansiedad o presión emocional que sentimos cuando tenemos que reincorporarnos a las tareas diarias, sobre todo laborales, después de un periodo de vacaciones.
  • ¿Por qué se produce?: los cambios de hábitos durante el verano, sobre todo en cuanto a horarios se refiere y también a obligaciones, hacen que algunas personas sientan cierta angustia al incorporarse al trabajo. Sin embargo, para muchas otras es un proceso normal, que además afrontan con ilusión.
  • ¿Cuáles son los síntomas de la depresión postvacacional?: los principales síntomas son malestar, ansiedad, sudoración, cambios de humor o aumento de la frecuencia cardiaca. Si sufres alguno de estas señales, ¡no te preocupes! Lo normal es que se pasen en un par de días.
  • Remedios y trucos para combatir la depresión postvacacional: existen diferentes pautas que puedes seguir no solo para combatir la depresión postvacacional, sino también para evitar que se ‘presente’. Vamos a verlas con más detalle.

Cómo prevenir y superar la depresión post vacacional

  1. Ajusta tus horarios unos días antes: si eres de los que se pega un buen madrugón para ir a trabajar intenta cambiar tu rutina unos días antes de tu incorporación. ¡No hace falta que te levantes a las 6 de la madrugada si es lo que vas a tener que hacer después, pero tampoco te quedes en la cama hasta las 11!
  2. Empieza de manera gradual: no te cargues hasta arriba de trabajo el primer día, lo mejor es hacerlo de forma paulatina para que la intensidad vaya de menos a más. ¡Así que no te agobies por la cantidad de tareas pendientes que tengas por hacer!
  3. Mira el lado positivo y disfruta de los recuerdos: si vuelves al trabajo o a tu rutina diaria con ilusión el ‘trago’ será menos duro. Además, puedes aprovechar tus ratos de descanso para disfrutar de tus recuerdos e incluso, puedes llevar una foto nueva a tu oficina, ¡te encantará mirarla!
  4. Realiza actividades saludables: lo ideal es que durante las vacaciones de verano hayas ejecutado algo de ejercicio físico, pero si no lo has hecho no te preocupes, ahora puede ser un buen momento para comenzar. ¡Te ayudará a mantenerte sano y a despejar tu mente de preocupaciones!
  5. Piensa en tu próxima escapada: aunque el verano quede muy lejos todavía, muchas personas se motivan programando su próxima escapada. Puedes planear un fin de semana en Madrid, o un viaje más largo para conocer la excepcional Bogotá o los secretos de La Habana. Cualquier cosa que haga crecer tu ilusión.

superar depresion postvacacional

Vuelta a la rutina después del verano

  • Adaptación: este paso es primordial para la vuelta a la rutina en septiembre. Vuelve de tus vacaciones unos días antes de que se acaben. En casa es más fácil ir adaptando el ritmo de vida de forma gradual. La preparación física y mental de cara a la vuelta al trabajo o al cole es muy importante y estando de viaje en un paraíso exótico es complicado que consigues hacerlo.
  • Reactívate: seguro que durante las vacaciones has mantenido algunas rutinas de tu vida laboral. Eso es perfecto, pero unos días antes de comenzar con las jornadas de trabajo habituales es conveniente que vayas reestableciendo horarios para tus quehaceres diarios. Cuando vuelvas a la rutina después del verano ya habrás adaptado parte de tus actividades y la depresión postvacacional se mantendrá a raya.
  • Tómatelo con calma: el estrés laboral está directamente relacionado con los cuadros depresivos tras las vacaciones. Por ello, evitar la ansiedad durante los primeros días es clave. Aprende a lidiar con el día a día sin agobios y con la mente abierta. Seguro que en unos días te has adaptado completamente a la rutina.
  • Cada cosa en su lugar: evitar llevar trabajo a casa es algo que siempre deberías de hacer, pero es más importante en el periodo postvacacional. Tu casa debe de ser un santuario de tranquilidad.
  • ¡Descansa!: está claro que has vuelto a la rutina, pero eso no significa que debas llegar a todo en tiempo récord. Establece periodos de descanso y ocio a lo largo de los primeros días tras las vacaciones.
  • Relajación: intenta dormir bien, sigue horarios lógicos y relájate en la medida de lo posible.
  • Objetivos y agenda: cuando te enfrentes a tu primer día de trabajo planifica bien tu agenda y organiza objetivos sencillos. No te pidas nada que sea imposible e inverosímil. La depresión postvacacional no debería de apoderarse de ti.
  • ¡Comete errores! Errar es de humanos y todos podemos cometer errores sin necesidad de autoflagelarnos. Has disfrutado de unas vacaciones estupendas y te has divertido a tope. Ahora es el momento de tomarte las cosas con calma y comenzar poco a poco. La depresión postvacacional no podrá contigo si sigues nuestros trucos y consejos para la vuelta a la rutina.

También te puede interesar