Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono: Entrevista a WWF España

El 16 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Preservación de la Capa de Ozono, con el objetivo de concienciar a la población mundial de los efectos de la contaminación medioambiental. Desde Sercotel Hotels queremos fomentar esta concienciación y es por lo que contamos con Raquel García Monzón, Técnico de energía del Programa de Clima y Energía de WWF España, para que nos hable de la importancia de este fenómeno en la sociedad.

1. ¿Qué es la capa de ozono?

La capa de ozono es lo que protege a la tierra de la entrada de la luz ultravioleta y de la luz infrarroja que, entre otros problemas de salud o dolencias, puede causar cáncer de piel e irritación de vías respiratorias. Es una capa protectora de la atmósfera, permite preservar la vida actuando como un escudo para proteger la tierra de los efectos nocivos del sol.

Esta capa no es nociva en la atmósfera, pero desde hace unos años se ha visto dañada por gases que están contenidos en electrodomésticos como los frigoríficos, aires acondicionados o por ciertos sprays o aerosoles, que están causando un agujero en la capa de ozono.

El problema es que en la actualidad se ha comprobado que sigue habiendo un agujero de ozono y puede deberse al cambio climático y a las emisiones de partículas en suspensión de origen industrial.

 

2. ¿Por qué es tan importante que la sociedad contribuya a su cuidado?

Si desaparece esta capa protectora de ozono, la salud del planeta se verá seriamente perjudicada puesto que sin esta protección se filtrará la radiación ultravioleta que es dañina para la piel y para nuestra salud. Si el dióxido de carbono se junta con el oxígeno que respiramos en la atmósfera y la capa de ozono está dañada, será malo para nuestra salud porque irritará las vías respiratorias.

Por tanto, ¿qué debemos hacer para proteger la capa de ozono? Aquí algunos consejos para preservar la capa de ozono.

  • Evita la compra y posterior consumo de los aerosoles o spray en cuya composición intervengan gases clorofluorocarbonos (CFC). Los productos domésticos que contienen estas sustancias son los electrodomésticos como los refrigerados domésticos y aires acondicionados; producción de plásticos expandidos como el poliuretano o el poliestireno; y productos en aerosoles tales como alimentos, cosméticos, insecticidas. o pinturas.
  • Evita el uso de extintores contra incendios cuyas sustancias son muy agresivas para la capa de ozono.

3. ¿Cuáles son las repercusiones si esto no se cumple?

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunció que este mes se ha registrado el tercer mayor agujero de la capa de ozono desde el 2000, aunque aclaró que esto no afecta el proceso de recuperación de este elemento protector contra los rayos del sol.

Las radiaciones ultravioletas llevan mucha energía e interfieren con los enlaces moleculares provocando cambios de las moléculas. Absorbe con gran eficacia las radiaciones que disminuyen en la capa de ozono, teniendo efectos perjudiciales sobre los seres humanos y los ecosistemas.

 

4. ¿En qué parte de la Tierra ya se están notando estos efectos?

El agujero que descubrieron los científicos de la NASA está en la Antártida, pero ahora han detectado otro en la zona del trópico. Esto de sebe, por un lado, al cambio climático que está modificando el patrón de circulación atmosférica moviendo el aire de los trópicos.

Por otro lado, las sustancias de vida muy corta que contienen cloro y bromo se incorporan más rápido a la atmósfera por las tormentas eléctricas más intensas.

 

5. ¿Qué consejos o acciones nos das para que la ciudadanía tome conciencia y haga un consumo responsable del medio ambiente?

El consumo responsable implica tomar conciencia de la responsabilidad individual con el planeta y con las generaciones futuras. Si queremos dejar a nuestros hijos un medio ambiente saludable y limpio es imprescindible que dejemos de consumir productos tóxicos que perjudican a nuestro entorno y que buscamos sustitutos menos contaminantes o totalmente respetuosos con el medio ambiente.

Una medida sería que dejemos de consumir bolsas de plásticos, por ejemplo, cuando vamos a hacer la compra. Podemos ir con un carrito o con bolsas de tela o desechables biodegradables para evitar que acaben contaminando nuestros océanos y causando la muerte de miles de especies marinas como las tortugas o peces. También podemos comprar productos de temporada, a granel, de tiendas locales de forma que evitamos que se congelen al ser recogidas con meses de antelación a su maduración y transportadas de una parte del mundo a otra. Antes, nuestros abuelos tomaban las frutas y verduras de la temporada, de forma que no se tenía este problema. La vida moderna tiene muchas ventajas, pero también el cambio en los hábitos de vida ha causado gran impacto en la biodiversidad y en los hábitats de muchas especies.

La solución a este problema global está en nuestras manos, moderando sus efectos a través de un cambio de modelo energético que sea sostenible y 100% renovable. Si no actuamos ya con conciencia desde todos los países, las consecuencias del cambio climático empiezan a sentirse ya en países mediterráneos como el nuestro, como las olas de calor, la sequía, los fenómenos meteorológicos extremos, etc.

También te puede interesar