Destino Sitges: qué ver y qué hacer en este bonito pueblo costero

Hoy ponemos rumbo a Sitges para contarte las maravillas de uno de los pueblos más bonitos de la Costa del Garraf. A poco más de media hora de Barcelona, este lugar alberga un encanto especial. Desde Sercotel Hotels queremos que tengas claro qué ver en Sitges y alrededores si has decidido disfrutar de unas vacaciones en la zona. 

Puedes reservar cualquiera de nuestros hoteles en Sitges. Tanto el Sercotel Hotel Subur, como el Kalma Sitges Hotel (La Niña), son opciones estupendas para alojarte en el pueblo costero. Además, si prefieres disfrutar de los placeres de la gran ciudad, puedes reservar en alguno de nuestros 11 hoteles en Barcelona. ¡En Sercotel Hotels te lo ponemos fácil! 

Viajar a Sitges es sinónimo de tranquilidad. Por ello, vamos a hablarte de las cosas bonitas que ver en Sitges durante tus vacaciones. Obviamente, si visitas el municipio catalán en octubre, podrás disfrutar del emblemático Festival de cine fantástico que se celebra aquí cada año. Sin duda, se trata de uno de los festivales de cine más variopintos de Europa. 

Qué ver en Sitges durante tus vacaciones

Con el propósito de hablarte sobre qué ver y hacer en Sitges es importante que tengas claro que se trata de una localidad costera muy pequeña, pero con un encanto especial. Aquí podrás vivir grandes experiencias bañadas por el sol mediterráneo y con las mejores vistas que jamás puedas imaginar. 

  1. Un paseo por el caso antiguo de Sitges

Como siempre, comenzamos nuestra visita con un paseo por el casco histórico del pueblo. Si estás buscando cosas que hacer en Sitges con niños, esta es una buena forma de comenzar la ruta. Tu jornada puede desembocar en el emblemático Racó de la Calma. Se trata de una zona al aire libre, donde podrás disfrutar de numerosos artistas callejeros. 

En el Racó de la Calma se organizan conciertos y actividades culturales constantemente. Además, puedes aprovechar tu visita por el casco antiguo para degustar la mejor gastronomía catalana. Si no sabes qué ver y comer en Sitges, las opciones gastronómicas irán abriéndose paso durante todo el camino. 

  1. Paseo Marítimo de Sitges

Es imposible viajar a Sitges y evitar su precioso paseo marítimo. Con una extensión de casi 3 kilómetros, podrás disfrutar del mejor ambiente playero de la Costa del Garraf. Palmeras por doquier y locales comerciales se convertirán en tu mejor compañía. 

  1. Museos de Sitges

Entre las cosas que hacer en Sitges, con lluvia o con el cielo soleado, puedes apostar por una visita a algunos de sus famosos museos: 

  • Museo Cau Ferrat: este museo era la antigua casa taller de Santiago Rusiñol i Prats, un artista barcelonés fuertemente ligado a la localidad costera. Aquí vivió y trabajó durante gran parte de su vida. El museo recoge hoy obras de arte del propio artista y de otros artistas de reconocido prestigio. En la Calle Port Alegre también puedes visitar el monumento dedicado a Rusiñol. 
  • Museo Maricel: otra de las cosas que ver en Sitges es el emblemático Museo Maricel. Lo mejor es su magnífico enclave, en primera línea de playa. Aquí los amantes del arte disfrutan de cada detalle. En el museo se exponen obras desde el siglo X hasta el siglo XX. 
  • Casa Bacardí: aquí podrás descubrir la historia de esta marca de ron. Entre las cosas que hacer en Sitges, la degustación de cócteles de este museo es una maravilla. 
  1. Playas de Sitges

Si tu destino veraniego es Sitges no puedes dejar de visitar sus preciosas playas de arena fina. En total tendrás 17 propuestas entre las que elegir. En función de tus preferencias podrás optar por acudir a pequeñas calas escondidas o a grandes playas, ideales para los niños. Sin duda, la Playa de Sant Sebastià es una de las más conocidas y emblemáticas del municipio. 

  1. Iglesia de Sant Bartomeu i santa Tecla

En la cima de un acantilado, justo delante del Mar Mediterráneo, se alza imponente esta bonita iglesia catalana. Sin duda, se trata de uno de los imprescindibles que ver en Sitges si viajas a este municipio costero. Data del siglo XVII y está permitido el acceso a su interior. 

También te puede interesar