, ,

¿Cómo cuidar a mi perro en verano?

Una de las principales consecuencias del verano es el calor asfixiante. Si tienes mascotas es importante que prestes atención a su estado de salud y les ayudes a evitar situaciones de calor extremo, que podrían ser muy perjudiciales para su salud. Una de las principales dudas de la época estival suele plantearse ante la premisa de ¿cómo cuidar a mi perro en verano? Hemos preparado una serie de trucos y consejos que te ayudarán a mejorar la vida de tus mascotas durante la época vacacional.

Perros: consejos para cuidarlos en verano

  1. Cuidado con los golpes de calor

Sufrir un golpe de calor no es algo propio solamente de los humanos. Los animales también pueden ser afectados por estas situaciones, que suelen producirse en condiciones climatológicas extremas. Recuerda refrescar bien a los perros en verano, con el fin de evitar problemas de salud más graves.

Si el perro pasa muchas horas expuesto al sol o en temperaturas muy elevadas (por encima de los 30 grados centígrados) podría sufrir un golpe de calor. Los principales síntomas se presentan como jadeos constantes, pérdida de consciencia, hocico seco, debilidad, etc. Ante cualquiera de estos signos debes refrescar a tu perro inmediatamente. Para ello, mójale la cabeza y el tronco para disminuir su temperatura. También debes ofrecerle agua fresca para que su cuerpo vuelva a estar en condiciones óptimas.

Cuando la situación haya mejorado es importante llevar al animal al veterinario para que pueda echarle un vistazo y valorar la situación.

  1. Hidratación constante

Exactamente igual que ocurre con las personas, los perros necesitan mantenerse bien hidratados durante el verano. El agua fría es la mejor opción para lograrlo. Para cuidar a tu perro en verano tendrás que mantener su bebedero siempre lleno de agua limpia y fresquita. Una buena idea es colocar más de un bebedero en zonas por las que el animal suela descansar, tanto en el interior como en el exterior de la vivienda.

  1. Evita lugares cerrados sin ventilación

Está claro que dejar al perro encerrado en zonas poco ventiladas en verano no es buena idea. Esto incluye espacios reducidos, como el coche o habitaciones pequeñas de la casa. Utilizar el aire acondicionado o ventiladores para refrescar el ambiente es algo ideal. También puedes dejarle su cama o área de descanso en lugares en los que el sol no incide directamente.

  1. Refresca a tu perro

Una de las mejores formas de refrescar perros en verano es proporcionándoles zonas de baño específicas para las mascotas. Si tienes una casa con espacio suficiente puedes poner una piscina para animales. También es una gran idea llevar a los canes a las playas para animales, que cada vez son más numerosas a lo largo y ancho del litoral español. En la playa busca una zona con sombra o planta una sombrilla para mejorar la calidad de vida de tu perro.

  1. La comida es esencial

El perro tiene que mantener sus necesidades nutricionales cubiertas durante la temporada estival. No obstante, es probable que necesite comer menos cantidad de pienso que durante el invierno. Recuerda ponerle su comida en lugares frescos y bien ventilados.

  1. Cuidado con sus patitas

Otro de los consejos para cuidar perros en verano pasa por la necesidad de evitar quemaduras en las almohadillas de sus patas. El asfalto se calienta muchísimo durante los meses más calurosos. Nosotros no lo notamos porque llevamos calzado apropiado, pero los perros pasean con sus patas desnudas. Una buena idea para evitar que se quemen es modificar las horas de los paseos y hacerlo en momentos en los que el sol no incide directamente sobre el asfalto.

  1. Protégele del sol

El pelaje del perro en verano actúa como protector del sol y el calor. Puedes cortarle el pelo al animal, pero manteniendo unos dos o tres centímetros de longitud, con el objetivo de evitar quemaduras en su sensible piel. Nunca eches crema solar convencional en la piel de tu mascota, puesto que está contraindicado. El veterinario puede ayudarte a elegir productos óptimos para el perro.

  1. Cuidado con los insectos

En los meses de verano la presencia de insectos y parásitos es superior. Para evitar que estos animales hagan daño a los perros es importante prevenir sus picaduras. El veterinario te ayudará a controlar todo esto.

  1. Minimiza las horas de ejercicio

Durante los días de más calor del verano es importante minimizar las horas de ejercicio que realiza tu perro. Ten en cuenta que tanto los cachorros como los perros más mayores forman parte de los grupos de riesgo más importantes para sufrir las consecuencias del calor estival. Paséalos con cuidado y evitando que queden expuestos a pleno sol durante muchas horas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *