como-combatir-jet-lag

Saber cómo combatir el jet lag te ayudará a disfrutar muchísimo más de tus vacaciones. Cuando planeas un viaje de larga distancia, en el que las zonas horarias varían, es muy común que se produzcan ciertos desórdenes en los ritmos biológicos. Tu cuerpo está preparado para hacer un sinfín de cosas a lo largo de las 24 horas del día. Y el sueño es imprescindible.

Cuando emprendes un vuelo de larga distancia el cerebro debe de adaptarse a una nueva realidad. El jet lag modifica los ritmos circadianos, cambiando considerablemente el reloj biológico. Si al llegar a tu destino sientes cansancio, fatiga, somnolencia o, incluso, insomnio es muy probable que estés sufriendo los desajustes del jet lag.

Para aprender cómo eliminar el jet lag puedes apostar por seguir algunos de nuestros trucos para viajeros. Es importante que tengas en cuenta que este desfase horario no funciona como una ciencia exacta. Es decir, cada persona lo vive de una forma diferente, en función de su edad, estilo de vida y otros factores.

Tener claro qué hacer para combatir el jet lag puede ayudarte a vivir tus vacaciones con tranquilidad y disfrutando muchísimo de la experiencia.

Cómo combatir el jet lag: trucos para viajeros

como-combatir-jet-lag

1. Prepárate antes de salir
Saber cómo combatir el jet lag es esencial para evitar estos problemas ocasionados por el desfase horario. Siempre será mejor llegar a tu destino de día y volver a casa de noche. Aunque a veces es imposible conseguirlo. Antes de comenzar tu viaje es conveniente que vayas adaptando tu cuerpo al cambio horario. Puedes irte a la cama unas horas antes o unas horas después durante unos días. Así tu cuerpo irá modificando los ritmos circadianos.

2. Descansa muy bien el día antes
Quedarte despierto hasta altas horas de la mañana con el objetivo de echar una cabezadita en el avión no es nada recomendable. Uno de los principales pasos para entender cómo eliminar el jet lag es el descanso. Intenta dormir unas 8 horas seguidas el día antes. Subir al avión sin cansancio es primordial.

3. Relojes en hora
En el momento en el tomes asiento en tu avión puedes programar tus relojes con la hora local del destino al que te diriges. Tu cerebro irá adaptándose a las nuevas rutinas. Evita pensar en lo que estarías haciendo en casa en ese momento y piensa que ya estás en otro huso horario.

4. Aviones preparados
Hoy en día los aviones que recorren largas distancias están perfectamente optimizados para combatir el jet lag. Algunos aviones incluyen sistemas de iluminación led muy avanzados, que simulan la luz del día y mejoran nuestro reloj biológico. Si tienes la suerte de viajar en uno de estos aparatos tendrás gran parte del trabajo adelantado.
A lo largo del vuelo estira las piernas y pasea por el avión. Tu cuerpo te va a agradecer un poco de actividad.

5. Alimentación e hidratación
El cuerpo funciona mejor cuando está perfectamente hidratado. Si quieres saber qué hacer para combatir el jet lag ten muy claro que el alcohol durante el vuelo no es un buen amigo. Las bebidas alcohólicas deshidratan y nosotros necesitamos todo lo contrario. Bebe mucha agua y no ingieras comidas pesadas. Ajustar los horarios de las comidas ya en el avión es perfecto. Las aerolíneas son expertas en esto de evitar el jet lag, así que cómete todo lo que sirvan y a la hora en la que lo hagan. Puede parecerte una locura tomar el desayuno cuando en casa estarías cenando, pero te ayudará a optimizar tus ritmos biológicos.

6. Aprovecha la luz del sol
Si tienes la suerte de aterrizar de día te será mucho más fácil combatir el jet lag. Cuando estés en el hotel date una ducha rápida y sal enseguida a la calle. Aprovecha las horas de luz natural para que tu reloj biológico se adapte a la nueva situación.

7. Di no a las siestas
Dormir nada más llegar a tu destino para recuperar horas de sueño es un error de principiante. Si aterrizas de noche tendrás que ir a la cama para evitar ese desfase horario. No obstante, si tu vuelo llega de día tendrás que mantener cierta actividad para eliminar el jet lag cuanto antes. Así que evita las siestas por el día y ve adaptándote a la nueva realidad.

También te puede interesar