31 de marzo de 2017

Semana Santa: cultura, arte y gastronomía

La Semana Santa permite disfrutar de unos días repletos de momentos especiales. El duelo religioso con el que se vive la muerte de Jesucristo se mezcla con el arte y las tradiciones locales, con una gastronomía repleta de especialidades sabrosas, la magia de las procesiones… te recomendamos que marques en tu agenda las celebraciones más especiales de esta Semana Santa de 2017.




Valladolid: cultura y religión
El mejor momento para visitar Valladolid es durante la Semana Santa. En estas fiestas la ciudad se convierte en un museo al aire libre en el que el silencio, el respeto y la sobriedad se combinan para ofrecer una experiencia artística que aspira a conseguir el reconocimiento de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.La Semana Santa de Valladolid posee un valor estético indiscutible por la belleza policromada de las tallas de Juan de Juni y Gregorio Fernández, que datan del periodo en que Valladolid fue Corte imperial.Los momentos imprescindibles de la Semana Santa de Valladolid son la Procesión General de la Sagrada Pasión del Redentor, que cuenta con 33 pasos y obras excepcionales que se muestran en el recorrido, y el Sermón de las Siete Palabras de la Plaza Mayor, que es una celebración que revive los autos de fe del siglo XVI.Vivir la Semana Santa en el Sercotel Hotel Felipe IV de Valladolid es un plan excelente que realizar en pareja, con amigos y con toda la familia.


Málaga, Sevilla, Granada
En España durante Semana Santa reina la singularidad cultural en cada región. Es en Andalucía donde quizá se concentra la mayor cantidad de fiestas de valor religioso. En todas ellas la pasión con la que se vive representa uno de sus principales atractivos.En Málaga no te puedes perder el paso de Jesús el Rico, en el que por privilegio real se libera a un preso de la cárcel; la Virgen de la Paloma, que se celebra con palomas vivas; e incluso el Cristo de la Buena Muerte que es transportado a hombros por la Legión.Todo el encanto que suscita Granada se experimenta de otra forma durante la Semana Santa. Dos cosas que no te puedes perder: los nazarenos conocidos como La Chía, que abre los recorridos con pitidos de trompeta que rompen la noche, y la procesión del Cristo de los Gitanos, que se realiza por el Sacromonte entre hogueras y fieles cantando saetas a su paso.Y, por supuesto, Sevilla. Te emocionará cualquier procesión y la fe que sus fieles le profesan. El sobrecogedor ambiente en las calles invita a que se pueda visitar Sevilla para descubrirlo por uno mismo. Los pasos más conocidos son los de la Virgen de la Macarena y la Virgen de la Esperanza, que son multitudinarios. Hay hasta 60 hermandades que salen en procesión, siendo La Madrugá el momento más intenso de la Semana Santa.

Semana Santa te ofrece infinidad de variedad gastronómica
Allí donde alcanzan los recuerdos la Semana Santa es sinónimo de pasión religiosa, de tradiciones y festividades, de arte… y de gastronomía. La Semana Santa invita a saborear toda clase de especialidades durante las fiestas. De platos de cuchara como el potaje de vigilia, las sopas de ajo a platos como buñuelos de bacalao, tortillas de camarones y patatas viudas. La Semana Santa también trae consigo una deliciosa repostería en el que endulzarse con las clásicas torrijas, los pestiños, la mona de Pascua, los robiols y las panades típicas de Mallorca. ¡Te invitamos a que lo pruebes todo!